La Catedral de Szeged

El nombre completo de esta catedral es Catedral de Nuestra Señora de Hungría de Szeged, pero nosotros a lo largo del post nos referiremos a ella simplemente por Catedral de Szeged, que es más cortito.

Su historia se remonta al año 1879, donde el 12 de Marzo se produjo la inundación total de la ciudad, matando a muchas personas y derrumbando la gran mayoría de las casas. Como ofrenda a la Virgen los ciudadanos supervivientes de esta catástrofe  prometieron levantar un gran templo en su honor, promesa que empezó a materializarse en 1913 con el inicio de la Catedral de Szeged.

Su construcción se terminó en 1930, con retraso de la fecha prevista debido a la Primera Guerra Mundial. Construída de estilo neorrománico, actualmente es la cuarta mayor iglesia de Hungría.

La altura de sus paredes y el ladrillo que las recubre hacen que todavía parezca más imponente.

Destacan sus dos torres de 91 metros que se alzan sobre su cúpula de 54 metros, lo que le da, vista de frente, un aspecto característico. Por cierto, como curiosidad, una de sus torres contiene una campana de ¡¡¡casi 9 toneladas!!! . Una pena que estuvieran restaurando parte de la fachada y no hayamos podido verla como nos hubiera gustado, pero estas son cosas del directo 😉

En su exterior podemos ver la estatua de la Virgen sentada conocida como “La Piedad Húngara” sobre la que descansa la bandera de Hungría.

Si ya el edificio en su exterior impresiona, el interior es todavía mejor.

Como casi todas las iglesias que visitamos en Hungría la decoración del interior es una maravilla.

En cualquier lugar que miramos hay detalles que merecen por lo menos una foto

Tras el altar nos encontramos con esta pequeña obra de arte,

Aquí acaba nuestra visita de la Catedral de Szeged, merece la pena incluirla en un viaje por Hungría.