Jordania

Nuestro segundo viaje de este 2017 ha sido a este fantástico país, Jordania.

Realmente cuando lo elegimos estabámos pensando en Petra, uno de esos destinos que siempre soñamos conocer, pero resultó que Jordania tiene mucho más que ofrecer al viajero.

Su historia, la amabilidad de su gente y sobre todo el respeto a todas las religiones que se puede ver aquí no lo esperábamos y nos ha sorprendido gratamente.

En este viaje también hemos coincidido con muchas personas con las que hemos tenido la oportunidad de recorrer el país y ha sido una experiencia maravillosa, conocer a todos y cada uno de ellos ha hecho también de este viaje algo especial.

Aquí tenemos a Jose Manuel, Aitor, a nosotros, Eliseo y Noelia, Daniela y David. Pero no son los únicos, faltan muchos más que los iremos presentando en alguno de los posts 😉

Otra cosa que tenemos que agradecer, más a la suerte que a otra cosa, ha sido que nos tocara como guía durante todo el viaje al que hoy se ha convertido también en un gran amigo, Basem. Nunca hemos tenido un guía como él, simpático, atento, alegre y un pozo de sabiduría a la hora de relatarnos la historia de cada lugar.

Aprovechamos también para agradecerle lo que le dijimos el último día : “Gracias a ti este viaje ha sido maravilloso”.

Bueno, hablemos un poco de Jordania.

Un país que, a día de hoy, se encuentra en paz con sus vecinos (y la situación no es fácil) y, aunque no tiene petróleo, su economía no deja de crecer. Todavía hay mucho que arreglar, mucho que construir y mucho que hacer pero el país va por un gran camino para conseguirlo en el futuro. Su economía se basa en la extracción de fosfatos que se usan a nivel mundial para la fabricación de fertilizantes entre otras cosas. Aparte de esto también el turismo es una gran riqueza para el país, sobre todo Petra, que ha tenido su boom después de la película Indiana Jones y el Santo Grial que se rodó allí.

Algo que nos sorpredió mucho, para bien, fue la posición en la sociedad de la mujer jordana, sobre todo viendo como está considerada en casi todo el resto de los paises islámicos. Aquí la mujer estudia, va a la universidad, conduce, no tiene porque llevar un burka que la tape completamente (aunque alguna se ve por la calle). Son mujeres que van ganando derechos en una sociedad cada vez más libre para ellas y eso hace que, pese a todo, el país siga avanzando hacia un futuro prometedor.

En Jordania gran parte del poder ejecutivo y legislativo recae directamente sobre la figura del Rey, que pese a lo que la gente pueda creer, por acumular tanto poder, es un Rey muy querido y respetado por todo el país.

Bueno, la mejor forma de enseñaros Jordania es haciendo muchos posts de los lugares que visitamos así que no nos enrollamos más 😉

Si quieres ir a los posts pincha aquí