El Pantheón de París

El Pantheón esta en el corazón de un barrio muy animado en París, el Barrio Latino. En sus orígenes se construyó con la finalidad de ser una Iglesia dedicada a la Patrona de París, Santa Genoneva, pero por retrasos en la obra el edificio se terminó durante la Revolución Francesa en 1790 y un año después la Asamblea Nacional decidió que fuera destinado a albergar los cuerpos de personajes ilustres del país.

A lo largo de la historia a partir de este punto se ha ido alternando como templo laico y como pantheón hasta que tras la muerte de Victor Hugo en 1885 y sus funerales se quedó definitivamente como pantheón.

Según estabamos abandonando nuestro paseo por los Jardines del Luxemburgo al fondo de la calle ya se puede ver el espectacular Phanteón.

DSC_0573

En el frontón podemos leer la inscripción “Aux Grands Hommes La Patrie Reconnaissante” que viene a ser algo así como “El reconocimiento a los grandes hombres de la patria”

DSC_0575

Justo bajo el frontón y antes de atravesar la puerta no dejen de mirar hacia arriba o se perderán esta maravilla

DSC_0577

DSC_0578

El interior es fantástico, da una sensación de grandeza, creo que por la altura de los techos y la cúpula junto con unas bonitas estatuas que destacan sobre el gran espacio abierto central bajo la cupula.

DSC_0579

DSC_0581

DSC_0582

Bajando al piso inferior podemos visitar las tumbas de personalidades tan ilustres como Voltaire y Rousseau

DSC_0585

DSC_0584

También otros personajes como … ( a ver si os suenan )

DSC_0590

DSC_0588

DSC_0587

DSC_0586

Dentro de esta red de túneles que hay bajo el Pantheón llegamos a la salida y nos topamos con esta capilla, recordamos que a lo largo de sus historia ha sido también usado como iglesia por lo que no nos extraño verla allí.

DSC_0592

En este Pantheón también se produjo un experimento muy famoso. En 1851 Léon Foucault instaló una péndulo desde el techo y lo hizo oscilar. Los altos techos eran ideales para hacer el experimento y con él demostró  la rotación de la Tierra y la Fuerza de Coriolis. Desde 1995 hay instalada una réplica para que los visitantes puedan ver el péndulo pero como hoy no estábamos de suerte lo habían quitado para el mantenimiento y nos quedamos sin verlo…

Aquí llegamos al final de nuestra visita al pantheón de los hombres más ilustres de Francia. No dejen de visitarlo porque es una maravilla arquitectónica.