Museo de la Ciencia y la Industria

El Museo de la Ciencia y la Industria o, más conocido como MOSI es una de las visitas más recomendadas en Manchester.

Consta de tres grandes naves donde podemos disfrutar de las exposiciones  en este curioso museo. Una de ellas es la estación de pasajeros más antigua del mundo, la Liverpool Road Station de 1830.

Como hemos dicho, en alguna ocasión Manchester fue una importante ciudad industrial, sobre todo en la época de la guerra. De los telares de la ciudad salían diariamente toneladas de ropa de algodón para abastecer la demanda.

Hay una cita que ilustra mejor que lo que podamos decir nosotros como era la ciudad en su momento de más actividad

«¿Has oído, con oídos sordos, el despertar de un Manchester … el arranque de sus mil molinos, como el auge de una marea atlántica, diez mil veces diez mil carretes y hélices todo el conjunto tarareando allí, Es tal vez … sublime como un Niágara o más “.

Thomas Carlyle

En el MOSI nos llevarán por un recorrido a través de la industrialización del trabajo del algodón y como en poco tiempo las máquinas se fueron adaptando a esa demanda creciente.

Llegó a ser un centro de tanta importancia que atrajo a multitud de científicos e ingenieros, haciendo que la ciudad fuera pionera en la investigación en avances sanitarios, destilerías de alcohol, y todo lo relacionado con el transporte, tanto que se llegó a decir que

“Lo que hace Manchester hoy, el resto del mundo lo hace mañana”

Después de ver diferentes tipos de maquinaria sobre como se procesaba de forma industrial el algodón, desde que se cosecha hasta que sale la tela, pasamos a un lugar destinado para los niños, donde la frase “Imagínalo, Hazlo, Muévelo” era la idea que los más pequeños tenían que interiorizar.

Saliendo de este edificio nos encontramos con esta peculiar estampa, todo preparado para los niños pero, como el tiempo hoy no acompañaba, tenía este aspecto vacío.

Dentro del edificio podemos ver grandes máquinas, generadores de electricidad enormes que abastecían la demanda industrial y una muestra de antiguas locomotoras de trasporte de mercancías y pasajeros.

Lo que más nos gustó de nuestra visita estaba en el último de los edificios, al otro lado de la calle. Se trata de un museo en sí mismo, que nos lleva de la mano a lo largo de la historia del automóvil y la aviación, desde los primeros prototipos hasta la era espacial.

En esta nave hay hasta helicópteros de dos hélices militares y aviones realmente grandes pero no hay forma de que entraran en la foto por el tamaño.

Esperamos que les haya gustado este post y si pasan por Manchester no duden en visitarlo.